Y EL VIRUS SE ESCAPÓ DEL LABORATORIO…

58

 

Y cuando no lo esperas te sorprendes

Son luces apagadas en el tiempo

Todo queda nublado bajo el sol

en el miedo que corre por las calles.

El virus se escapó por algún hueco

Nadie puede salir de su aposento…

Esa pequeña cosa se hace grande

va de un lado para otro: es invisible.

¡Materia ponzoñosa, monstruo infame!

¿Qué ciencia te ha creado que estás libre?

Serpenteas el aire, matas, vuelas…

Parece que te alejas, pero vuelves

buscas células vivas, tienes hambre

y manipulas la salud del mundo.

 

…………………………………………………………..

 

No. No podrás conmigo. Estoy despierta

La luz de mis estrellas te destruye

Tu oscuridad no puede con mi sombra

Las calles ya están limpias y sin miedo

En mi tiempo habitado, creo y sueño

mi aposento, es santuario de esperanza

Por mucho que destruyas yo estoy viva

y vuelo alrededor de lo que quiero.

En mi encierro se hospeda el sentimiento

de paz, de amor, de fe, de poesía

cuando tú vuelas bajo, yo me elevo…

Quieres matarme y no podrás conmigo

mi corona es de amor indestructible

y la tuya… extermina la belleza.

 

©Julie Sopetrán

~ por Julie Sopetrán en 18 marzo, 2020.

55 comentarios to “Y EL VIRUS SE ESCAPÓ DEL LABORATORIO…”

  1. Preguntale a Bill Gates…..

  2. Te comprendo, Estrella y estoy de acuerdo contigo. Dios quiera que esto pase pronto. Un beso fuerte.

  3. Muchas gracias por tu comentario. Mi abrazo.

  4. Bellos versos para un maldito virus, que nos va a poner el futuro del revés, cuando esto acabe tendremos que reinventarnos de nuevo. No temo por mí, el libro de mi vida está prácticamente cerrado, temo por los míos y por tanta gente a la que se le va a robar el futuro…
    Un abrazo.

  5. Nunca mejor versado, Julie.

  6. Sin duda, Pilar, gracias. Mi abrazo. Cuídate.

  7. Eclesiastés 8:9 dice: “El hombre ha dominado al hombre para perjuicio suyo”

  8. Gracias, Julio. Agradezco mucho tus palabras. Te mando mi abrazo y cariño.

  9. Nos hace falta, amiga Julie, esperanza. Y poemas que nos hablen de la esperanza. Agradezco estos versos para mirar desde el confinamiento con otros ojos el desafío de esta catástrofe. Un abrazo.
    ¡Salud!

  10. Muchas gracias Greg, qué hermoso! Agradezco mucho tu detalle. Y desde luego que nos libraremos del monstruo si le ponemos fuerza y voluntad para que no nos afecte. Es muy triste lo que estamos viviendo. Gracias, amigo. Mi abrazo virtual y mi cariño.

  11. Ánimo querida Julie… entre todos nos libramos de este monstruo..
    besiños.

  12. Muchas gracias Julie… Celebro te haya gustado.
    Es la primera vez que añado letras poemadas a un comentario, creo nunca lo había hecho antes.
    La verdad, es qué me ha salido casi sin pensarlo. Pues ayer tuve ocasión de vivir en directo un episodio que casi relato en el poema. Una bronca escuchada desde mi comedor, a través de la ventana. Por agentes de la guardia urbana de aquí, abroncando a un joven, el cuál no llevaba mascarilla ni el DNI, que le pidieron con muy malas formas, algo muy normal aquí… Ya que se pasan, cuando en la pareja va una mujer, se envalentonan de tal manera, qué no hace ni pizca de gracia.
    Ayer tarde el jefe debía ser él, pero si es al revés… te las cargas en serio…
    Claro, sin ningún problema… un placer.
    Abrazos y besos… y, Feliz tarde de este día, mitad de semana ya…

  13. Muy interesante tu reflexión, Mía! Las publico íntegra. Gracias, amiga, por leer, por escribir, por dar tu opinión. Mi abrazo y cariño. Feliz día.

  14. Y tanto… qué se escapó… Julie, ese descontrolado bicho malo, más qué virus…
    Lo dejaron libre demasiado tiempo y no se dieron ni cuenta, que tomó las de Villadiego y se marchó a hacer de las suyas.
    Debió de pensar, ¡me han dejado solo… y ahora, tengo las mías y les voy a dejar, más solos y abandonados qué la una, encima les voy a dar en tol cogote, para qué se enteren qué no debieron zafarse sin mí…!
    Pero no contaron con qué, se fue acompañado con toda la recua que estaba con él, en el laboratorio, sintiéndose solos y vigilados sin ningún control.
    Con todo ese desbarajuste armado, por inconscientes sin medida ni sentido… nos han dejado trasquilados en casa, más solos algunos se han quedado, en una soledad no buscada.
    Aunque, quienes ya conocemos a doña soledad, le damos otro sentido distinto y en ese caso es una continuidad, más qué un encierro.
    Sí es verdad, qué cuando menos te lo esperas, y deseas salir, los vigilantes de las calles ahí están con la batuta en la mano y sus recetas indeseables, para arrear mandatos y broncas de mucho cuidado, y si te deshaces en querer que no te dañen, no has de buscar ninguna excusa adicional, qué a gritos pelados, van sacando las cuentas y las anotaciones para presentarte la multa de campeonato sin ningún miramiento y a veces, por nada en concreto… Y, después se quedan tan anchos, qué parece están disfrutando con las impropieridades que han lanzado de sus pensamientos y bocas vociferando y dejando claro, que son los qué mandan en ese preciso momento, porqué les han dado pie a sentirse importantes y en vez de ayudar, ofenden más qué tratan de cuidar y atender sin ser maleducados.

    El entender se queda boquiabierto
    por tan semejante pasmo encontrado,
    tras los visillos te plantas a mirar sin recato
    y quedas con la vista ensimismada,
    cómo si fueras a descalabrar el día
    pero, no es así… se queda tal cual…
    obsoleto y taquicardico, desesperado
    sin comprender tal desencuentro de un
    bicho malo y desobediente qué se marchó.

    Mientras los miedos corren por los pasillos
    las casas y las salas de cada hogar, sin más
    nada ni nadie le sabe doblegar y todavía asusta
    más cuando encuentran a patrullas en rodantes
    que vigilan por mandato denunciante, cobrando
    lo más seguro, porqué de ellos no sale nada
    sino es qué les hacen la llamada pertinente,
    y se alzan cómo gallitos de corral para amonestar
    sin los cuidados y semejan ser vigilantes enfurecidos,
    que en vez de ayudar hacen crujir los dientes
    y dejar a más de uno, atolondrado y cabreado.

    Cuántas gentes se esconden tras las cortinas
    y de sus casas salen para dejarse ver, cómo
    si estuvieran desencantados y atrapados por
    cintas inverosímiles y sin saber la exacta razón.

    No matarás, has de saberlo de antemano
    la vida es tan exacta cómo tenaz, y no lograrás
    dejarnos caer en la tentación de marcharnos
    sin más y dejarte el paso abierto, claro qué no…
    permiso no te vamos a dar, ni de asomo
    ni tan siquiera, solo hemos de mostrarle las garras
    qué poseemos, para qué vayas pensando en irte
    con las manos vacías, pero… con el descaro
    qué alguien te consintió salir de tu tubo de ensayo,
    te quedarás olvidado y ensimismado… pero más
    solo qué un descorchador, porqué en un botecito
    volveremos a meterte de patitas, con soluciones
    más que improvisadas y reales… tales cómo…
    la Encarsia formosa, lo más seguro te iría de perlas
    y en paz nos dejarías, a nuestras anchas
    para siempre jamás, volverte a encontrar…

    ©Mía Pemán

    Besos y abrazos, querida amiga Julie,

  15. Gracias, Esperanza. Sí, debemos cuidarnos. Mi abrazo.

  16. A cuidarnos jeje
    Tremendos versos mi Julie.
    Acordes a la situación.
    Besitosssss🐝🐝🐝

  17. Gracias, Antonio. Gracias por tus palabras. Es una buena pregunta la que haces… No puedo contestarte. Te mando un fuerte abrazo.

  18. ¿Hay vida después de la pandemia comercial?…Ya nadie recuerda la inutilidad y el despilfarro del Tamiflú, …

  19. El tema virus, me trae muchos videos. Respeto opiniones. Gracias, amiga. Todo nos sirve para recapacitar. Un abrazo virtual.

  20. Ernesto qué alegría saber de ti! Estoy leyendo tu recopilación de poemas… Lo conseguí en Amazon. Deseo que te vaya bonito. Me preocupa México. Para todos es un tiempo nuevo. Cuídense mucho. Aquí todos encerrados. Mi abrazo. Gracias por tu comentario.

  21. Impactantes tus versos, mi querida Julie. Supiste expresar la esencia de todo esto que ahora compartimos sin fronteras, de manera lamentable. Brillante como siempre, querida amiga.

    Te mando un cariñoso abrazobeso desde estas tierras mayas y purépechas.

  22. La movida será
    cuando todo comience a escacear
    o sea, ya…

  23. Hola Donadonna, gracias por compartir este video, aquí lo dejo… Como todas las demás opiniones, muy respetable. Gracias. Un abrazo.

  24. Gracias, Pablo,,, Menuda movida! :))

  25. Gracias, Enriqueta. Un abrazo.

  26. Querida amiga Stella. Gracias por tu comentario. Deseo que estés bien. Todos estamos viviendo incertidumbre. Cuídate mucho. Un fuerte abrazo.

  27. Gracias Huandong. Aquí dejo el video que me envías. Respeto opiniones. Un abrazo.

  28. Gracias Fidelia. Respeto las opiniones de los demás. Aunque muchas, no las comparta. Gracias por tu lectura.

  29. Muchas gracias, amigo. Agradezco mucho tus palabras. Mi abrazo.

  30. Tu poesía alegra lis corazones, Julie.
    Cuídate!!
    Un abrazo.

  31. Muchas gracias por el video. Un saludo cordial.

  32. Querida.
    Que no falte tu poesia en el encierro obligado de los dias.
    Aca llego a este pequeño pais, con la mayor cantidad de ancianos de Sudamerica…
    No se lo que nos espera, a todo el mundo; creo que nada va a ser igual;
    Un abrazo largo..

  33. ME a LLEGADO AL CORAZÓN,TODOS A UNA CÓMO FUENTEOVEBUNA, CLARO QUE SALDREMOS DE ESTA (SI TODOS PONEMOS DE NUESTRA PARTE….

  34. Si, comencé a leerlas estos días, porque entraron a mi blog. Me gustó conocer su trabajo. Te mando su link. Ahí tienen espacio de contacto, creo. https://cassiopeiayandromeda.wordpress.com/

  35. Igualmente cuíadte y gracias

  36. Otro a ti!!!!

  37. Otro abrazo fuerte para vos Julie. Cuidate! (y aprovecho a preguntarte: ¿vos conocés a la gente del blog Cassiopeia y Andrómeda?, te pregunto porque noté que las leés, vi tu gravatar, y yo quisiera hacerles una pregunta). Abrazo, Norma.

  38. Luz, gracias una vez más por compartir. Mi abrazo fuerte.

  39. Hola Ana, mi agradecimiento por tu generosidad. Debemos cuidarnos. Los virus nos acechan. Un beso.

  40. Gracias, Melani, agradezco mucho tus palabras y tu lectura. Besos.

  41. Gracias, por compartir, por seguirme siempre, por leer y sentir y pensar… gracias por tantos años de blog y de amistad. Hay que cerrar la puerta a los enemigos que nos llegan en forma de virus. Aún así si se meten por debajo de la puerta, hay que limpiar la casa. Un abrazo fuerte.

  42. […] Y EL VIRUS SE ESCAPÓ DEL LABORATORIO… — Eltiempohabitado’s Weblog […]

  43. Quizás algo así pasó, descarnado de la belleza poética que tú le imprimes…graciasss!!!!1

  44. Hermosamente atraparle y profundo lo que has escrito Julie .Esa corona se escapó misteriosamente de china , o quizá la dejaron escapar, bueno, sea como haya sido aquí estamos aguantando mecha 😪😪.
    Un abrazo.

  45. Reblogueó esto en Acuarela de palabrasy comentado:
    Gracias por tus versos esperanzados! Sigamos en estado de esperanza y también de libertad interior… a pesar de las horribles cosas de este “sistema” enfermo del cual somos hijos e hijas, en el cual vivimos… no tenemos otro… más que aferrarnos a nuestra vida interior… a nuestra espiritualidad… y a poetas que, como vos Julie, nos regalan versos de fe y de esperanza. Saludos! Cuidate! (ya lo estoy compartiendo…)

  46. Gracias por tus versos esperanzados! Sigamos en estado de esperanza y también de libertad interior… a pesar de las horribles cosas de este “sistema” enfermo del cual somos hijos e hijas, en el cual vivimos… no tenemos otro… más que aferrarnos a nuestra vida interior… a nuestra espiritualidad… y a poetas que, como vos Julie, nos regalan versos de fe y de esperanza. Saludos! Cuidate! (ya lo estoy compartiendo…)

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: