LA ESENCIA

•1 septiembre, 2020 • 47 comentarios

Encuentro la importancia
en lo insignificante
los detalles suman la totalidad
de ser, de estar, de sentir
y la expresión es belleza
al alcance
de las circunstancias…

Es la mariposa que revuela el tiempo
de las contradicciones
en su oscilación mi pensamiento
danza independiente la grandeza
de sentirse libre.

Y no hay dato preciso que trascienda
todo es más o menos la duda
de esto mejor que aquello o tal vez nada
aquella flor, el sueño, el beso, la belleza
arriba, abajo, el viento
que choca con los muros de piedra
prisión de voces
donde en silencio valoro
la consecuencia del espíritu…

Y sé que es el amor
sólo el amor
lo que ratifica la esencia.


©Julie Sopetrán

 

https://drive.google.com/file/d/1vhasrxpbxZs4UIRNemKGJty2u1rgRl2q/view?usp=sharing

Agradezco a RUBÉN GARCÍA GARCÍA, por poner voz a este poema. No dejes de visitar su blog. https://sendero.blog/

 

 

LA FLOR DEL INSTANTE

•13 agosto, 2020 • 15 comentarios

 

 

Porque estoy en la puerta de mi casa vacía
Miro al cielo y me encuentro una estrella fugaz
Es de noche en el centro del momento presente
y busco luces nuevas entre las piedras rotas

Luego, escucho en silencio la música del alma
cual fulgor que desciende a tan triste lamento
Es de noche, el espacio se llena de tinieblas
transpira en el aroma de una rosa agostada

Siento, lloro fragancias en la invisible brisa
es la flor del instante, cuando, entonces, ahora
la luna está escondida me acecha la tormenta

He cerrado la puerta me siguen los perfumes
me adentro al intermundo de las realidades
y me consuela el brillo… de una estrella fugaz.

 ©Julie Sopetrán

FUGA

•4 agosto, 2020 • 16 comentarios

 

De día en día voy
a tropezones
una, dos, tres
traspié

dejo para mañana
lo que puedo hacer hoy
aplazo mis deberes para luego

ya es el día siguiente
espacio abierto
una, dos, tres
traspié
y estoy en el desierto

transcurso del entonces
sin hacer
un rato para el ocio
que se agranda
y lo mejor
es el tiempo perdido
en uno y dos
y tres
traspiés
del antes y el después

y luego, cuando se acaba el día
la semana
o el mes
allí,  a la sazón del trecho
sin año y sin edad
-sabe Dios cuándo-
una, dos y tres
y cien
sabré
por la memoria intemporal
que estoy
matando el tiempo.

 

©Julie Sopetrán

 

DIVERTIMENTO

•19 julio, 2020 • 24 comentarios

 Pintura de Fernando Zóbel

Porque hoy juego a vivir en solitario

mi ajedrez es de nubes y de barro;

rompecabezas, dados, loterías

y una timba de amigos: mi alegría.

Todo parece al paso un pasatiempo

pero es juego de prendas en el tiempo.

Aleluyas, estampas, travesuras

retozos en caminos y espesuras…

Gano, pierdo y apuesto al alimón

juego a lo que me dicta el corazón.

Hoy camino con zancos en la niebla

y mi alma en tierras movedizas, tiembla.

Juego, juego a ganar y pierdo siempre

y voy a la pata coja… sonriente.

Y aunque no soy un ángel, juego y sueño

me dispongo a volar y me despeño.

Los vientos de los ases me despluman

y son restas lo que parecen sumas.

Golpes de bola o la jugada  hiriente

que tiran a matarme en la pendiente.

Tres en raya, ta te tí, tic tac toe

los dados del tablero me corroen.

Fortuna me sonríe complacida

Némesis, me acosa, retributiva…

Nada es lo que parece, estoy jugando

la música de fondo… suena a tango

Y me gusta jugar con la palabra

porque los chinos dicen que soy cabra.

Tan sólo me divierto en esta orilla

y en soledades con mi mascarilla…

Jugando a ser yo misma siempre pierdo

y me hacen muy felices… mil recuerdos.

 

©Julie Sopetrán

EL COLOR DEL INSTANTE

•29 junio, 2020 • 37 comentarios

Claude Monet

La intuición percibe
matices de la idea
los colores se filtran
en las identidades
a través de los ojos
los vínculos se agrandan
pertenecen al fuego
y son luces del aire
intermitencia pura
conectada al instante.


Saber que nada es cierto y que todo es verdad
que en la entidad del alma palpita el universo
y la palabra enciende el fuego del poema

Saber que el cuerpo es frágil y en el canto del pájaro
la poesía juega con la imaginación
Conocer el silencio donde habitan sonrisas
de las hadas que juegan a nuestro alrededor

Entender que la espiga multiplica el esfuerzo
bajo soles radiantes de un trabajo bien hecho
Observar la belleza de la hierba que crece
cual si fueran ideas de poderes ocultos
que en los ribazos dejan sus carcajadas libres…
las rudas, los cantuesos, los cardos, los hinojos
y las avenas locas moviéndose en la brisa
hilando en el conjunto el caos que las ordena

Presentir que estoy cerca de un latido más íntimo
que acorta la distancia del escondido anhelo
cuando gozo el deseo de tenerte en mis brazos
y me despeja el alba tu belleza en mi cielo…

Percibir el amor
es la noción que afirma
la dicha del instante.

©Julie Sopetrán

LA HUELLA IMAGINARIA

•9 junio, 2020 • 1 comentario

1-004

 

Y pasaste de largo como las mariposas
pirueta del sentido, ceremonia del viento;
brevedad de ese instante que retiene el aliento
cuando deja el suspiro su queja entre las rosas.

Trayectoria de sueños, voces maravillosas
que cuando las escucho me dejan sentimientos;
son el soplo sonoro de los presentimientos
que igual que nacen, mueren, al ritmo de las cosas.

Así el tiempo deshace lo que pienso y no digo
así me nace el llanto que es también alegría
y sonríe en deseo de encontrarse contigo.

Sentir es la belleza que busco cada día
percibir tu presencia cuando no estés conmigo
y saber al nombrarte… que ya te conocía.

 ©Julie Sopetrán

 

SECUESTRO

•22 mayo, 2020 • 64 comentarios

 

Ya soy una sonrisa secuestrada
metida en antifaz de mensajero;
sólo puedo decirte lo que quiero
desde la intimidad de la mirada.

Mi sonrisa está triste y apenada
sin ventana, sin luz, sin agujero
para darte el destello verdadero
que guardo para ti, desconcertada.

Disfraz en el trasluz de los umbrales
resguarda mi sonrisa del mal viento
y arrebata del rostro las señales.

Pretexto, mueca, inmenso descontento
son gestos de palabras personales
que los veo morir en el aliento.

©Julie Sopetrán

UN RAYO DE INCIDENCIA

•5 mayo, 2020 • 50 comentarios

Sin ser azules
Sin tener estrellas
Hay rincones
que parecen cielos…
… te invitan a sentir el aire
como un viaje de luz
en el silencio.

Sin calles, sin aceras
Sin farolas
Sin párpados
que miren de costado
los encuentros…
…sabemos, que es a solas
cuando nos puede el beso.

A contraluz
destellan nuestros labios
son reflejos
de la llama que quema
el Universo…
porque somos espejo
de luces en la sombra. 

Sin ser azules
Sin tener estrellas
En la distancia del fugaz empeño
tú sabes que hay rincones
creados para el beso…

©Julie Sopetrán

 

DESDE LO INVISIBLE

•26 abril, 2020 • 27 comentarios

1-20200424_145035_resized

 

Y planté cilantro en la maceta que había en mi ventana
casi se secó
hoy
antes de morir
la planta me mostró su sonrisa
hecha flor.

 

Me reconforta el aire del suspiro
que se expande en lo más íntimo
de la supervivencia

 

La familia de Asclepio entra en la casa
Epione calma el dolor
Higea y Panacea preparan hierbas medicinales
que alivian la soledad, el destierro, el achaque…
Telesforo nos retiene convalecientes
El dios de la medicina nos cuida
desde un mundo invisible
donde no existe el pánico
Pero me siento triste porque  los médicos, las enfermeras,
los policías, los ancianos, se contagian,
y nos morimos sin deidad que nos salve.

 

Busco una palabra amable
una sonrisa dulce,
un beso que alivie al moribundo
en tan grave momento…

 

Y sí, quiero vivir un poco más, sin que importen los años
la edad es un camino libre colmado de experiencias
y no, no quiero que me afecten los cálculos, las estadísticas
o las noticias falsas de los telediarios
quiero ver, sentir, las cosas buenas
que suceden, ahora, luego, antes, después
que exista el miedo.

 

Un silencio de besos me sorprende
los gestos delatan las caricias de la ausencia
y las palabras enmudecen
y la mirada oculta la sonrisa
tan sólo el entusiasmo de estar vivos
se asoma a la ventana…
…abierta
al interior de nuestras almas

 

©Julie Sopetrán 

LA ESPUMA ENTRE LAS ROCAS

•3 abril, 2020 • 28 comentarios

 

 

 

Una vez más te rompes: ¡Oh Palabra!

Promesa recortada en superficie

Falsa nieve en el agua que deprime

al sueño, a la esperanza, al sentimiento…

 

Se me quiebra la voz entre los labios

Me abrazan los silencios prolongados

que me envuelven de luz limpia y serena

 

Hablo al olvido que transmite el sueño

a las hormas que miden nuestras huellas

y en este movimiento soy la bruma

llevada por la mar, de piedra en piedra…

 

Emito resonancias por la orilla

Con lo poco que sé mi alma tropieza

y en lo mucho que ignoro… me resbalo.

 

 

©Julie Sopetrán
De mi libro: Los cinceles del tacto (1986)

 
A %d blogueros les gusta esto: