JUGANDO AL VÉRTIGO

•4 agosto, 2018 • 25 comentarios

Soy un puente colgante sobre mar de vacíos
oscilo en el columpio de la desesperanza
mi peso en la balanza ladea en desencantos
desniveles de apegos y rampas de querencias
que desnudan espacios en tránsito de nervios…

Suspendida en un cielo de presagio y sospecha
voy oteando nubes hasta sentirme en Babia.
Distraída transito pueblos de Musarañas
Limbos que dan al Cielo donde asumo mi nada.

Es un Todo que juega… Me suspendo en el aire
Entre las nubes altas apenas se ven puentes
Habito en Las Batuacas, la balanza se inclina
esté arriba, esté abajo, los vientos… me mantienen.

(100 palabras) 

©Julie Sopetrán

 

Sí, Lídia, escribir es un juego, un placer un divertimento, incluso un desafío de palabras, de sentimientos, de sueños y realidades que se entrecruzan y luego, se ofrecen al  lector desde esta vocación poética… Y atendiendo tu petición pude escribir ese micro que te envié… y siguiendo tu reto, ahora este poema de 100 palabras que te dedico ya fuera de concurso… También invito a mis lectores a visitar tu blog para conocerte. Gracias, amiga.

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2018/08/01/escribir-jugando-agosto/

MAR DE FONDO

•30 julio, 2018 • 31 comentarios

 


El cielo está en tus ojos
que lo he visto al mirarte
entre marrones vientos cruzando hacia la mar
de tu mirada triste…
 

…y hay lágrimas azules
mariposas de monte, suspiros de arroyuelo
con alas de cristal…

Me quedo con las ganas de buscar entre jaras
la luz que oculta el aire o el delicado tacto
de tu paisaje índigo…

Me oculto entre las piedras
de un campo sin venaje…

… y el cielo está en tus ojos
descampado el silencio de soñar
con la belleza a pecho descubierto
mirando en multitud todas las olas…

Me quedo con las ganas
de ser entre la espuma de tu playa
la burbuja que engarza fantasía…

… y así llegar al cielo en tu mirada
entre marrones vientos que arrastran este anhelo
hacia alta mar.
 

©Julie Sopetrán

LA MÚSICA DEL VIENTO

•11 julio, 2018 • 24 comentarios

 

LA MÚSICA DEL VIENTO

Tengo un verso en mis manos lo escribo en solitario
me encuentro con mi misma dentro del laberinto
y escondida entre musgos de un arroyo salvaje
reconozco en silencio lo bueno y lo sensible…
Embriaguez de la tarde, sensación de colores
irradiación oculta que transciende al espíritu
es la polifonía frente al sol peregrino
que transcribe palabras entre mis dedos frágiles…
Siento a solas sabiendo que no estarás conmigo
percibo en la distancia vaivenes de alta mar
que se adentran al fondo de mi página en blanco…
Y así escribo el misterio de haberte conocido
es un viento que viene, que se para en mis manos
y se vuelve poema… tarareando amor.

©Julie Sopetrán

INSTANTES

•27 junio, 2018 • 37 comentarios

 

Porque nada termina
cuando no ha empezado
porque en el aire queda
el placer de soñar
porque todo aparece
donde estaba
y no hay lugar
tan sólo es el regazo
de la idea
que puede ser mentira
o es verdad
y porque lo que ha sido
es
por eso y nada más
surge la hipótesis…

…es una sensación como de llanto
pero a la vez de risa contagiosa;
se parece al perfume de una rosa
en el fugaz sentido del encanto.

Juega conmigo irrumpe en los colores
se derrama como si fuera azul
pero es del todo gris en la memoria.

Es una sensación de haber estado
recorriendo el umbral de tu recinto
no sé si paraíso o laberinto
pero en tu mar de luz me he recostado.

La percepción se vuelve mariposa
amanezco en tus brazos y estoy sola
en esta danza donde el tiempo vuela.

©Julie Sopetrán

A TU VOZ – (Madrigal a la antigua usanza)

•7 junio, 2018 • 28 comentarios

Tu voz expresa todo
lo que guardas en alma silenciosa,
dices lo que no sientes: voz dudosa.
Y yo afirmo, pensando…
Cerca de las palabras que pronuncias
siento en ellas, renuncias
que parecen reír y están llorando.
¡Ay! Me estoy controlando
de alterar el proceso
y acallar tus palabras con un beso.
 

©Julie Sopetrán

VOCES ÍNTIMAS

•28 mayo, 2018 • 22 comentarios

labyrinth

Un momento no más
y ya es de noche
Al rato
percibo la impresión de un nuevo día
Respiro hondo
el instante se agranda
dentro, fuera, las sensaciones danzan 

Cuando todo en silencio es luz
mis ojos vuelan
y en seguida el deseo de acariciarte
sangra

La piel se vuelve flor entre mis dedos
y así te extraño
Nacen las circunstancias
que son el embeleso…

El paladar se altera
degusto la dulzura
del polen de tus labios
Los néctares en besos se deshacen
transito en las fragancias
desarrollo mi olfato en tu resuello
y en el polvo del aire
es sutileza el bálsamo
Ahora escucho tu música
latido, voz, verbo, ternura…

…camino emocionada
el laberinto. 

©Julie Sopetrán

MIRANDO AL CIELO

•6 mayo, 2018 • 38 comentarios

Si el aire en movimiento
se hace viento
y una estrella fugaz cae a mis ojos
y lluevo lágrimas en la soledad…

Si el sol brilla en el centro
y me quedo en la orilla
de cualquier penumbra
bajo esa nube desconocida
que me acecha…

Si acumulo luz propia en los perfiles
de la tarde-noche clandestina de mayo
al  borde de mi misma como tierra
en órbita recorriendo el momento
por si acaso
se cruzaran las huellas
para estar contigo
en algún círculo
de las constelaciones…

Pero pasan los días sin ti
camino los espacios
dando vueltas a mi alrededor
un mes, y cada tres, una estación
y algún eclipse sombreando
las leyes invariables de la providencia…

Y sé que estás tan cerca
que me parece lejos
o al igual de distancia que entonces
cuando eras en mi mundo un millón
trescientas mil veces mayor que la Tierra…

Pero me engaño
porque  siendo Sol
te siento más cerca que la luna
y me miento en la apariencia del esfuerzo
lo mismo que me mienten las estrellas
cuando las cuento a pares
cuando llueven
cuando contemplo el cielo, ¡Madre!
y quiero verte. 

©Julie Sopetrán

 
A %d blogueros les gusta esto: