INFANTIL – EN EL ESTUDIO DE CRIS

Grandes dibujos para un texto en el ESTUDIO DE CRIS

Mi agradecimiento para todos los futuros artistas. Quedo admirada de lo que un rayo puede inspirar a los niños.

Gracias amigos.

1er TEXTO

¡Mira qué hermoso relámpago!
Escucha, escucha… ¡qué trueno!
hasta los pájaros tiemblan
en el resplandor del eco.
El rayo quema fantasmas
que reproduce el silencio;
enfadados nubarrones
me calan hasta los huesos.
Y el día vuelve a ser gris
y tras la noche estrellada;
los colores resplandecen
y el sol se mira en el agua.

JSopetrán

 

 

 

 

 

Blog: https://mitallerdepinturainfantil.com/2019/05/16/ejercicios-de-ilustracion-textos-de-julie-sopetran/

Pues le agradezco con mi pequeño poema.

 Lucia, una niña de siete años, me sorprendió muy gratamente, al ver que alguno de mis poemas había sido ilustrado por ella. Y aquí les muestro su excelente interpretación. En agradecimiento a ella y para ella, y también para su profesora Cris, que hace posible estos milagros.

A Lucía este poema inspirado en su magnífico dibujo.

EL RAYO ESTRELLADO

Las estrellas no querían
que el rayo cayera al agua
por los aires se perdió
hasta caer en la playa.
Lucía estaba bañándose
lo vio todo muy de cerca,
de tanto que se asustó
asomaron las estrellas.
Los peces iban, venían
por el agua transparente,
y hasta un delfín pequeñito
pude ver en las corrientes…
El mar estaba tranquilo
la luna lo observó todo
y hasta las ondas magnéticas
fundieron sus electrodos. 

© Julie Sopetrán

Pero no sólo fue Lucía, Ángel, de 10 años también se inspiró en el mismo poema y aquí les muestro su obra de arte. Está genial. Y no tengo más remedio que agradecérselo también a Ángel. A ver qué me inspira su dibujo, parece que este rayo tiene alas… y algo muy peculiar deja sobre el agua. Mira que Ángel me va a hacer pensar ¿qué será, será?

Para Ángel, del Estudio de Cris, 10 años, este poema. Me inspiré en su excelente dibujo.

UN RAYO CON ALAS 

Las aves se alborotaron
cuando el rayo cayó al mar
vuela que vuela, volaron
sin poderlas alcanzar…
Y también había estrellas
nubes oscuras y un sol
que estaba mirando al rayo
sobre olas de caracol.
La electricidad estática
el relámpago y el trueno
fue tan fuerte, que en el agua
Ángel, se asustó de lleno.
Y vio un fantasma, un misil
un muñeco diferente,
¿O serían los ojitos
de algún ser extraterrestre?

©Julie Sopetrán

All-focus

También Naira, 9 años, se inspiró en mi poema y aquí muestro su fantástica interpretación. La verdad es que me hace pensar lo que un rayo puede dejar en su descarga natural y en la mente de Naira. A ella le dedico este poema inspirado en su obra de arte.

 

EL RAYO FANTASMA

Tan oscuro, tan oscuro
estaba el cielo aquel día
que por mucho que miraras
apenas nada veías.
Pero en la fuerza del rayo
Naira vio dos fantasmitas,
se quedaron en la tierra
porque son cosmopolitas.
Las estrellas fueron guías
por donde querían ir,
y Naira se fue a su casa
porque era hora de dormir.
Y no sé cuántos caminos
han recorrido estos duendes,
están dormidos y un trueno
puede ser que los despierte.

©Julie Sopetrán

 

Gemma, de 9 años también interpretó muy bien los versos. Y para ella mi poema:

 

EL TRUENO NO ESPANTÓ A LOS PÁJAROS

 

Gemma que estaba dormida
no se enteró de aquel trueno;
ella y los pájaros duermen
como angelitos del cielo.
El eco quedó en el aire
y las aves en sus nidos;
amaneció un nuevo día
sin tormentas y sin ruidos.
Entre las ramas del árbol
todos los pájaros cantan,
Ángel y Naira comentan
que no han vuelto a ver fantasmas.

 Julie Sopetrán

 

Aitana de 7 años no se ha quedado atrás a la hora de inspirarse y aquí está su magnífico dibujo basado en mis versos. ¡Lo que un poema puede inspirar!

A ver si soy capaz yo de inspirarme en su obra de arte. A ella le dedico los siguientes versos:


MULTIPLICACIÓN DE RAYOS FANTASMA

Un pajarillo en el árbol
que contempló la tormenta;
Pues a Aitana le ha contado
que vio cien rayos de cerca.
Eran pequeños fantasmas
protestando por la tierra,
parecían tan borrachos
que se caían de cerca…
Aitana que es una niña
observadora y artista,
enseguida los pintó
y sin perderlos de vista.

Julie Sopetrán

 


Álvaro Sánchez tiene 9 años y nos regaló este dibujo que a mi se me ocurre que son como un matrimonio de fantasmas sobre una casita de campo, que, tal vez, aprovecharon la tormenta y fueron a visitar ese lugar… ¿Quién sabe?

Yo le dedico a Álvaro mi poema inspirado en su dibujo.

LA FANTASMA Y EL FANTASMO 

Y caían a la vez
sobre la casa de campo;
tal vez vivieron allí
y hasta se dejaron algo…
Aprovecharon los rayos
para caerse a la par;
pero lo que preferían
es husmear el lugar.
La luna los vio de lejos
Álvaro los vio de cerca;
que la puerta de la casa
la dibujó entreabierta. 

Julie Sopetrán



 María Hernando tiene 12 años y la verdad es que me ha sorprendido cómo ha dibujado el rayo, además de bien, sugerente… Y, a ella le dedico el poema siguiente:

FIESTA EN EL CIELO

¿Dices que estaba tronando?
Pues me pareció una fiesta,
con nubes engalanadas
y musiquilla de orquesta.
Lo que parecía un rayo
con su ruido de tambores,
era la pierna de un ángel
que bailaba entre algodones…
…y quiso pisar la tierra
para mostrar su alegría,
y contarle muchas cosas
a nuestra amiga María. 

Julie Sopetrán

 

 Manuel, 7 años, utilizó la imaginación y aquí nos dejó este dibujo lleno de matices y significados. Su análisis visual no puede ser más lúcido. Y para Manuel, mi poema, agradeciéndole también su trabajo.

EL FANTASMA ATRAPADO

El eco de la tormenta
no alteró la actividad,
cayó un rayo en la montaña
y no pasó nada más.
La gente estaba en la calle
los gatos en la ventana,
y los turistas siguieron
tomando el sol en la playa.
El fantasma no asustó
porque no le dio la gana,
Manuel lo dejó atrapado
en un globo sobre el agua.

 Julie Sopetrán

 Lucía Fernández tiene 6 años y me ha dejado este dibujo inspirado en el rayo, en la tormenta, en mis versos. Y yo le dedico este poema a ella inspirado en su dibujo.

ÁRBOLES SIN NIDOS 

El árbol tiene una rama
y en la rama un pajarito,
hay cometas en el aire
y los rayos… pequeñitos.
El árbol está mochado
a Lucía le disgusta,
que por quitarles las ramas
hasta los rayos se asustan.
En los árboles cortados
no hay sombra ni pajarillos,
y el que queda está llorando
porque no puede hacer nido. 

Julie Sopetrán

 

Irene Vázquez, 7 años, es otra alumna de Cris que se inspiró en mis versos. Ella interpretó muy bien la lluvia, el sol mirándose en el agua… Los colores hablan por sí solos.

A Irene le dedico este poema inspirado en su dibujo

LLOVIENDO A MARES

El mar estaba en calma
y en la tierra llovía
el sol  ya se acostaba
Irene lo veía…
La lluvia era muy fuerte
parecía granizo,
la tormenta emitía
colores amarillos…
Y todo era tan bello
con su propio color,
que ni rayos había
en la puesta de sol. 

Julie Sopetrán 

Lucía López, 8 años, ha dibujado algo  digno de admirar. Una puesta de sol algo lluviosa  pero muy transparente. Le dedico mi poema en agradecimiento. Sabiendo que se ha inspirado en mis versos.

LUCÍA Y EL MAR

En una playa española
Lucía se fue a bañar,
y cuando el sol se ponía
ella se miró en el mar.
La playa estaba vacía
y la arena transparente,
el sol se miró con ella
desde los pies a la frente.
Y todo estaba sereno
la tormenta se escondió,
y ella dibujó su imagen
mientras el sol se marchó. 

Julie Sopetrán

Elia tiene 9 años y me ha dejado un dibujo muy expresivo y con unos colores muy artísticos sin duda, ha pintado la luz y las sombras, el sol y la tormenta. A ella le dedico el siguiente poema:

 

MARINA al ATARDECER 

Sobre el agua de los mares
el sol  dejaba sus huellas;
las nubes sobre la tierra
se van volviendo más negras.
Luz y sombra, azul del agua
Elia suaviza el misterio,
¡Qué bonita está la tarde
en el dibujo del centro!
Color que suaviza el aire
y sin rayos y sin truenos
calma traerá la noche
y gozaremos los sueños.

Julie Sopetrán

Marta Sánchez, 6 años, me regala este dibujo extraño pero cierto. A mi me parece una puesta de sol, con un pájaro marino y algunas rocas de fondo. El sol mirándose en el agua y me gusta. Por eso le dedico también mi poema a ella.

LA LAVANDERA

Me gustan las lavanderas
que pasean entre brisas,
cuando caminan la playa;
picotean, picotean…
El sol se mira en el agua
Marta, contempla el paisaje,
y a mi me gusta mirarlo
porque no tiene oleaje.
Los azules son intensos
y chocan entre las rocas,
desde aquí las estoy viendo
erguidas entre las olas…

Julie Sopetrán  

César, 7 años.  Ha elaborado un dibujo muy interesante. Para él el poema que me ha inspirado su obra de arte.

Agradezco que tú al dibujarlo te inspiraras en mis versos. 

LA RIADA

Por lo menos siete rayos
cayeron de la tormenta,
y ya veo a los fantasmas
pidiendo auxilio en la tierra.
¿O se los tragó la mar?
Si la lluvia era tan fuerte
ya me puedo imaginar
que murieron de repente.
La nube iba bien cargada
asustó mucho a la gente,
que hasta los perros nadaban
en contra de la corriente. 

Julie Sopetrán

Beatriz de 7 años has elaborado muchos rayos y me gusta mucho saber cómo te inspiraron mis versos.

Todos estos dibujos los aprecio mucho. Y como podéis apreciar la pintura inspira al arte de escribir y la poesía al arte de dibujar. Y si un verso puede mover tanto…en el Estudio de Cris, pues fijaros si pensáramos más en ellos… Sería maravilloso. 

EL PÁJARO QUE MIRABA LOS RAYOS

Había un pájaro pinto
que contemplaba los rayos
sentado sobre una rama
en lo más alto del árbol.
Cuando relampagueaba
se sacudía las plumas,
y luego escuchaba el trueno
como si fuera una tuna.
El dibujante sabía
que el pájaro no espantaba,
y le gustaba mirar
los rayos desde la rama.


Julie Sopetrán

Continuará el 2º texto.

 


Gracias por tus palabras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

 
A %d blogueros les gusta esto: