ATISBANDO PAISAJES

•1 marzo, 2018 • 38 comentarios

El viento se quejaba
su voz dejaba un eco de llanto en la ventana
no se veían luces por el camino helado
las nubes deslizaban su queja sobre el río
el frío tejía escarchas a las orillas de los cauces
La tierra estaba triste
el invierno hería su rostro firme y cultivado
la senda entre los chopos disipaba su marca
las hojas la cubrían entre un limo cobrizo
y de aquel viejo olmo quedaban los recuerdos
y yo me preguntaba ¿dónde están las palabras?
Y el viento respondía: sólo el Amor lo sabe

Son esas cosas sencillas del campo
que transparenta el aire cuando pasa
y así se vuelve parda la dicha del corazón que aprecia
esos realces de las variadas querencias
Es la noche sin luna
cuando no sabes nada ni siquiera del tiempo
que resiste la llama de una vela asustada
pero tampoco intuyes dónde se va su luz
cuando late tan fuerte
entonces encamino mis pasos hacia el agua
que envuelve los apegos a la piedra en la corriente
porque el río memoriza los musgos que te hablan
te hablan en el silencio de aquellas sensaciones
donde escuchas lo que amas 

Se romperán los espejos de todas las vivencias
y quedarán los ecos y las huellas del terruño sembrado
caminaré descalza con la diosa Paciencia
y sentiré las olas crecer por todo el cuerpo
Me iré, me iré despacio en dirección del mar
todo y nada entenderé en lo insomne
los surcos serán verdes, cultivaré palabras
mis palabras, aquellas palabras que luego serán tuyas
¿de qué materia dulce fueron hechas?
nadie contestará… la tierra estará sorda
preguntaré a la greda preguntaré al Amor
Lo que quieres lo sabes.


®Julie Sopetrán

PROVOCACIÓN

•14 febrero, 2018 • 56 comentarios

Me conmueve la lírica belleza
de tus ojos mirando en agonía,
sufrirás mi dolor, mi nadería
o el sueño circular de mi flaqueza.

Me enternece la luz de tu agudeza
ola que crece en tempestad bravía,
que llega hasta el rigor de mi sequía
suavizando mi aspérrima tristeza.

Se estrellarán mis mundos en tus ojos
y entenderás la luz de mis sonrojos.
Son tus brazos radioactivas redes
caminos donde corre el alboroto
de esta locura que en el alma acoto
para que aprendas a soñar, si puedes.

©Julie Sopetrán

LA BOTARGA

•6 febrero, 2018 • 22 comentarios

Botarga de Robledillo de Mohernando (Guadalajara)

En la magia del caos               transformamos la vida
queremos ser y estar              con la bestia fingida,
crisálida de versos                  en los cuernos del diablo
envueltos en  cenizas             de las oscuras formas
orgía de cencerros                  baile de mascaritas
confusión compartida           detrás de los espejos
danza de mojiganga               para asustar lo estable
travestismo del agua             que transpira en la médula
voy vestida de negro              como la muerte ufana
pasacalles, dulzainas,           improperios verbales
y en la puerta del templo     reparto de limosnas
Soy Urano, Saturno,              San Blas y Santa Águeda
conjunciones astrales,          bailan los simulacros
Burla, hechizo, desorden     del disfraz inventado
carantamaula fea                    tapujo del engaño
ocultación que encubre        la faz del despropósito
como si la botarga                  transfiriendo lo absurdo
fuera el venir a cuento          de enterrar la sardina
quemar los haraganes           y restaurar el orden
y sentir la alegría                   que envuelve el carnaval
                            sabiendo que estás vivo.

 ©Julie Sopetrán

Les recomiendo a mis lectores el siguiente link para documentarse sobre el tema de LA BOTARGA.

http://guadabooklibrary.com/uploads/libros/la-botarga.pdf

PUES NI MODO

•23 enero, 2018 • 39 comentarios

Hablo de costumbres y usos tan y tanto así
pero según y cómo late lo ideológico
que sobre tanto y cuánto la rareza impera.
El genio idiomático como quien dice se declama
estoy hablando de las medias palabras en boca de labriega
porque a todos importa lo del uso corriente
o la recogida oral del único recurso…
El que más y el que menos, como quien dice, expresa
lo que salga, como sí o como no o como si nada.
Tal cosa es la expresión de lo que dices
ese genio inventivo, como un soplo de las medias palabras
o ese no hacer carrera aunque estudiaras en los jesuitas
y cada cual como en familia, todo se queda en casa…
Pues tal y cual, esto y lo otro y, ni más ni menos
Conversa el sentimiento, como entonces
me refiero al no se sabe cuándo, allí, donde tú estabas
y parecían broma las ideas pero era amor platónico
agua bendita, que como sea, es santa y a nadie le amarga un dulce.
Sí. Como una loca hablo de los modismos, estoy como una cabra
pero hay tanta ignorancia… que no falta más que eso, las medias tintas
como bien dices soy un cero a la izquierda, ya lo sabes
porque cinco más dos son siete en todas partes.
Hablo como la tonta del bote… chapurreo el inglés y hablo al revés
y como quien oye llover… sobre el agua, nunca llueve a gusto de todos.
Y soy la voz perdida de una brújula rota
voz común en alerta de aquello que se pierde y busco
busco una aguja en un pajar, mientras cantan los grillos
y soy la voz del pueblo, la voz cascada, la voz amiga
la voz en vuelo de ida y vuelta y vengo corriendo
a eso, a ese decir de la sinceridad y el yo confieso
cuando se rompe un plato y veo más que quiero
y otras cosas que callo, y para nada, ¿tanto?
¿Y por qué no? Se queda entre nosotros de manera que
¿Qué hay de malo? si la oveja que bala no come.
Hacemos un alto en el camino y vamos para volver de lejos al ahora.
Como bien sabes todo es cuento y además… todo el mundo lo sabe
lo que anda tropieza y uno no es nadie y todos son lo mismo
que no se diga ni más ni menos lo que pienso o ni lo uno ni lo otro
nadie es profeta en su tierra, nadie es perfecto ni
nadie hace milagros. Nada de nada, pues eso
no faltaría más, pongo punto final, me hago un ovillo
te dejo con la palabra en la boca y ni me va ni me viene
que por hoy… ¡basta! En fin
lo dicho…
¡Dios nos ampare!

©Julie Sopetrán

MATICES

•11 enero, 2018 • 38 comentarios

Transparentes los sones se deslizan
evasión de armonía en movimiento
o el instante, que actúa en lo que siento
y sus tonos vitales me hipnotizan.

Flauta, piano o el arpa pegadiza
evasión de suspiro que es lamento,
como los besos que me trae el viento
y a la vez que me nombran me bautizan.

Schubert, Chopin o Liszt en la memoria
percibo en los canales de mi oído
ese ritmo que deja enamorada…

…intensidad del alma transitoria
tu palabra, ternura del sonido
es mi música, y lo demás no es nada.

©Julie Sopetrán

ITINERARIO DEL INSTANTE

•30 diciembre, 2017 • 48 comentarios

Louxembourg-gardens – Henri Rousseau 1909

rousseau_jardin_luxembourg_l

El tiempo fue aquel día de pasados los años
una edad ya caduca de ciclos y sucesos
alimento de espacios o un rato en el recuerdo
que volverá a ser nuestro sólo Dios sabe cuando…
… cuando menos lo pienses, será en alguna parte
o en el momento justo de ese llegar a tiempo
paso a paso en la risa del silencio que canta
o en la duda que alberga tu jamás y mi siempre.
Caminamos al centro pisando las orillas
según el movimiento del eco imaginario
de aquel día cualquiera que está cronometrado.
De aquí, de allí, de entonces, desde el alba al ocaso…
…el verbo, transparenta las palabras dormidas
y aquel día, no existe… ¡Ya estoy matando el tiempo!

©Julie Sopetrán

Feliz Año 2018 a todos mis seguidores y lectores. Un fuerte abrazo y Feliz Año Nuevo. 

BRINDIS

•27 diciembre, 2017 • 23 comentarios

pintura de Vladimir Volegov

Pintura de Vladimir Volegov

Hoy he vuelto a soñar que estoy despierta
que el tiempo se me rompe entre los dedos,
sazón de nuestro encuentro en el recóndito
espacio que intimida las esencias…
Brevedad del transcurso en la memoria
o ese deambular cristalizado
que se pierde en el ritmo de las aguas
hasta llegar al poso de tu playa…
Se me estrecha el envase  de las horas
tinaja, vaso, cuenco, jarra vieja
donde aún bebo el brebaje de la vida.
Fluye un brindis de amor por lo que queda
y en el cristal se mueve un cava suave
que todavía bulle en la botella…

©Julie Sopetrán

 
A %d blogueros les gusta esto: