UN DÍA GRIS

•5 diciembre, 2018 • 10 comentarios

Un día gris de otoño
muy cerca del invierno
cuando las piedras lloran
al tacto de las nubes
mezcla de un blanco y negro
ante mis ojos
entre los chopos cenicientos…

…visos de porcelana
tornasoles de plomo
o ese roce
perlino que cae sobre la hierba…

Se deshacen las horas
como si fueran humo
o se quedan temblando
en el contacto suave
del caótico manto
que me envuelve
gradación inequívoca
que apaga los colores…

…sensación de la sombra
que produce la melancolía
o esa tristeza desvestida
del afligido intervalo…

…es el aire y el agua
ensombreciendo espacios
luminosos…

…soplo de atardecer
azumado de grises
palidez del momento
que suspira
evocando ese dolor profundo
que es ausencia.

©Julie Sopetrán

UN PASEO DE OTOÑO

•24 noviembre, 2018 • 19 comentarios


El silencio hace sendero
entre las hojas caídas de los chopos
Escucho mis pasos. Casi llueve
o es la niebla que cruza hacia el arroyo

Las piedras del camino lloran
son los hitos que definen los límites
Respiro hondo
Huele a tierra mojada
Un alboroto de grullas dibuja tiempos
van hacia el sur sus vuelos, obedecen al clima
dejando su gruir en el aire…

Todo y nadie en la senda:
las hojas, la leña caída, el corzo
que se aleja asustado…
Y parece que no hubiera más nada
que el silencio.

Mis pasos… corroboran la paz
de las ausencias.

 

©Julie Sopetrán

Fotos: JS

INVISIBLE -Mi reto de Noviembre-

•16 noviembre, 2018 • 13 comentarios

 

 

https://lidiacastronavas.wordpress.com/escribir-jugando/

En un poblado perdido de la Sierra Madre de Michoacán, había un gato negro sentado en una tumba. Sin flores, ni cirios, ni ofrendas, ni siquiera un tequila para las horas muertas. Este mamífero, conocía muy bien el panteón, sabía que en esa tumba nadie iba a poner un cempasúchil. Amanecía, los niños celebraban su Velación de Angelitos, pero ni ellos se habían percatado del oscuro felino que, no cesaba de llorar entristecido. Quería decirles a los niños que él estaba vivo. Pero en ese cementerio, como en otros más, ya no se prestaba atención a los dioses.

 98 palabras

©Julie Sopetrán

MADRINA

•14 noviembre, 2018 • 50 comentarios

imagen

https://laguaridadellapizypapel.wordpress.com/2018/11/13/la-madrina-del-grupo/

Sorpresa de super-lujo
el que me nombréis madrina,
pues ya me miro al espejo
y el rostro se me ilumina.

¿Será verdad que soy hada
y me lo voy a creer?
Mejor no. Porque en el Grupo
lo importante es aprender.

Es muy grato privilegio
y me llena de emoción,
recibir de vuestras manos
dicha denominación.

Yo no creo merecerlo
pero me siento reflejo,
del amor que se percibe
en la luz de vuestro espejo.

Y sí, estamos conectados
por el verso y la amistad,
que en definitiva es verbo
de receptibilidad….

El poema es nuestra forma
de expresar lo que sentimos;
por eso somos Guarida
de aquello que percibimos.

Lápiz y Papel sin más
de nuestra imaginación,
la lectura es nuestra guía
para aprender la lección.

Poetas de varias tierras
que ni siquiera nos vemos;
percibimos lo que somos
y con gusto nos leemos.

Dibujamos el amor
con la palabra en el alma,
y nos dejamos llevar
como la brisa en la calma.

Las Letras son nuestras olas
que sin cesar nos aguantan,
somos mar de caracolas
que entre los páramos, canta…

Y ya me estoy alargando
en este gozo de ser
Madrina, de madriguera
con gente de buen hacer.

Os doy las gracias Amigos
por este gozo añadido;
no sé si me lo merezco
pero es muy bien recibido.

Que Dios os bendiga a todos
y no dejéis de escribir;
que para el poeta, el verso
es su razón de vivir.

 Gracias AMIGOS. Os quiero,

©Julie Sopetrán

 Es para mí un honor pertenecer a este Grupo de Literatura y Arte “LA GUARIDA DE LÁPIZ Y PAPEL” La amabilidad de su Director, Greg, Mía, Esperanza… y cada uno de vosotros que ya sois mis amigos, de lectura y de versos 

UN INDICIO DE LUZ

•8 noviembre, 2018 • 43 comentarios

images

 

Acaso entre las hojas del camino
se intuye el roce suave de otras hojas
que un día rompió el tiempo en la memoria
 

Tal vez en el espejo de los charcos
se quebró la ilusión de un vuelo en trance
de caricias: halago de los cisnes
 

Supongo que la luna se ha mirado
en los cristales de las charcas frías
donde juegan las hojas del otoño

Imagino la luz entre las nubes
suavidad de la noche en las aristas
en esa intersección de dos diamantes 

Quizás el día abrigue los deseos
y aquello que soñamos… queme el aire.

©Julie Sopetrán

ESE GRITO DEL VIENTO

•29 octubre, 2018 • 28 comentarios

 

La voz del viento grita cual si estuviera herido.

Es un lamento en llanto transmitiendo su pena.

Un plañido en el quicio de una lágrima errante

que me deja humedades en los cristales limpios

de la ventana abierta. Dolor o sentimiento

que exterioriza el alma cual si fuera elegía…

Ayes entre latidos, murmullo de recuerdos,

resignación, protesta, gemido ante la muerte.

Trascendental suspiro del fondo que me aflige.

Llevo a mal esta idea de lo nunca jamás

de no saber adónde se reúnen los muertos,

de ignorar las sonrisas ocultas en la tumba,

de enfrentarme a las horas supremas, cuando el viento

me arrebate el resuello de esta voz que me inspira

y quede ausente en brisa de no se sabe cuándo…

Soy un fúnebre soplo que pretende ser póstumo

pequeña lucecilla a ultranza de su trance

o es reclamo del cuerpo moribundo y mortífero

o es porque soy humana que el clamor me deshace.

Decisión del suspiro flotando en los colores

de la flor solitaria que ríe en cualquier parte

y llora, llora a gritos, por donde pasa el viento.

 

©Julie Sopetrán

ENTRE PERROS Y GATOS (Calaverita Literaria)

•19 octubre, 2018 • 33 comentarios

Hoy me invitó a pasear
la Muerte, por la Avenida
y los chuchos me ladraron
al verme con la Atrevida.
Agarradita del brazo
entre el guau guau de los perros,
la Lista me dio un codazo
y me susurró al oído
que ella, prefiere los gatos.
Un felino blanco y negro
se interpuso en la calzada,
y la Loca percibió
muy buena corazonada.
Yo no entiendo de derechos
porque soy animalista,
y ni el gato ni los perros
me consideran racista.
Pero un tuso pedigrí
se interpuso en el camino,
y nos enseñó los dientes
con ademán asesino.
Quiso arrancar a la muerte
de un bocado los huesitos,
pero se interpuso el gato
y le quitó el apetito…
El perro quedó arañado
yo lo atendí con presteza;
la Atrevida agarró al gato
y se lo llevó a la fiesta.

©Julie Sopetrán

http://magiasdemexico-julie.blogspot.com/2014/10/poemas-de-calacas-y-calaveritas.html

https://eltiempohabitado.blog/poemas-calacas-y-calaveritas/

http://magiasdemexico-julie.blogspot.com/2011/10/que-hacen-los-ninos-mexicanos-en-los.html

http://magiasdemexico-julie.blogspot.com/2010/11/el-genio-inmortal-de-las-catrinas.html

http://magiasdemexico-julie.blogspot.com/2010/11/la-noche-de-muertos-en-tzurumutaro.html

http://magiasdemexico-julie.blogspot.com/2010/11/un-dia-de-muertos-en-la-zona-de-uruapan.html

http://magiasdemexico-julie.blogspot.com/2010/12/la-velacion-de-los-angelitos-o-la.html

http://dayofthedead.com/

 
A %d blogueros les gusta esto: